miércoles, 2 de noviembre de 2016

Crónicas de Halloween: House on Haunted Hill

Director: William Malone
Protagonistas: Geoffrey Rush, Famke Janssen
Taye Diggs,
Ali Larter, Peter Gallagher, Chris Kattan, Bridgette Wilson, Jeffrey Combs
Año: 1999 

En "Crónicas de Nantucket" nos despedimos de nuestro ciclo de Halloween, y lo hacemos con uno de los subgéneros más exitosos dentro del cine de terror: el de casas encantadas, que ha dado grandes clasicazos como "Poltergeist,", "La leyenda de la casa del infierno" o "Terror en Amityville". Pero no voy a hablar de ninguna de ellas, aunque me encantan... sino de otra a la cual tengo un cariño especial y que ha recibido más palos que el malo de "Kickboxer".
Si, se trata de "House on Haunted Hill", una peli de terror puramente noventera, con todo lo que eso conlleva. Aunque aquí, al igual que con "El resplandor" o "Rose Red", tendríamos que hablar más de casas que matan que de casas encantadas, pero bueh... Ósea, sitios que han sido escenario de crímenes y sucesos tan crueles que se han impregnado de esa maldad.

AQUELLOS ENTRAÑABLES MANICOMIOS ABANDONADOS...
Steven H. Price (Geoffrey Rush), un tipo excéntrico se ha hecho millonario con parques de atracciones siniestras, organiza una fiesta de cumpleaños para su mujer Evelyn (Famke Janssen, guapísima como siempre) en un manicomio abandonado donde los pacientes sufrieron todo tipo de torturas. Un lugar superentrañable y pochi para organizar una fiesta.

Cuando el matrimonio Price llega allí descubren que no conocen a ninguno de los invitados (empieza pronto el cacao), que son: el exjugador de béisbol Eddie Baker (Taye Diggs), la misteriosa Jennifer Jenzen (Ali Larter), la presentadora de televisión Melissa Marr (Bridgette Wilson) y el Dr. Blackburn (Peter Gallagher).
El dueño del manicomio, Prittcher (Chris Kattan), una vez ha conducido a todos los invitados hasta sus anfitriones y viendo que se le hecha la noche, quiere cobrar su cheque y salir por patas, sobretodo porque sus familiares tienen tendencia a morir misteriosamente allí. El problema es que la puerta principal se cierra herméticamente y se queda atrapado junto al resto de invitados a la fiesta... con cual podrá participar en el concurso que Price les tenía preparado a todos ellos: entregará un millón de dólares a quien consiga sobrevivir toda la noche en el interior del manicomio.
A partir de aquí, los invitados comienzan a desconfiar de las intenciones de su anfitrión para con ellos, y Steven Price de su esposa... al mismo tiempo que viven sucesos paranormales y deciden encontrar una salida del manicomio, olvidándose del millón de pavos. El problema es que los espíritus que allí habitan, encabezados por el malvado doctor Vannacut (Jeffrey Combs, haciendo nuevamente de mad doctor), han esperado mucho tiempo a que el manicomio tuviera nuevos inquilinos, y no piensan dejarlos escapar tan fácilmente...
A mí "House on Haunted Hill" siempre me ha parecido una película muy entretenida, la ambientación está bastante conseguida (mención especial merecen los instrumentos con los que torturaban a los pacientes, o las esculturas de personas despellejadas y disecadas) y tiene un reparto encabezado por el veterano Geoffrey Rush (en su salsa, interpretando a un personaje histriónico y caricaturesco, que nos recuerda horrores no al personaje de vincet Price en la original, sino al propio Vicent Price) y secundado por futuras estrellas de los 2000s. Ahora os toca a vosotros decidir si entráis o no en "La Casa de la colina". ¡Hasta prontooooo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario